Archivo de la categoría: perros

Practicar la llamada con tu perro

Una de las órdenes más importantes que debe aprender tu perro, es, sin duda alguna, la llamada. Mediante esta cómoda orden, podremos prevenir que nuestro perro se encuentre ante determinados peligros, y podremos, también, soltarlo en cualquier lugar con la certeza de que no nos resultará complicado recuperarlo.

Para practicar la llamada, lo primero que debemos hacer es estar con él en un lugar cerrado y tranquilo, y tener una buena cantidad de trocitos de salchicha con los que premiarle cuando haga lo que deseamos.

Estando en dicho lugar tranquilo, dejaremos que nuestro perro haga lo que desee, y, cuando se haya separado lo suficiente de nosotros, utilizaremos la orden de llamada, que bien puede ser “Aquí”, o “Ven”, o cualquier otra que se parezca. Es importante que la orden sea siempre la misma.

practicar la llamada
Si el perro no viene, no repetiremos la llamada y lo ignoraremos. Esperaremos unos minutos, y volveremos a repetir. Es importante no castigar que no venga, dado que, como todavía no sabe cómo debe actuar ante esa orden, penalizarlo por no cumplirla sería contraproducente. Simplemente esperamos hasta que, por fin, venga. Cuando lo haga, lo premiaremos con salchicha, jugaremos con él, y nos mostraremos muy contentos, de forma que el perro relacione la orden, con la acción de venir con nosotros, y con el juego y la comida.

Poco a poco, a medida que vayamos repitiendo la operación, el perro reaccionará más rápidamente a nuestra llamada. Cuando estemos seguros de que siempre obedece la orden, podemos proceder a aumentar la dificultad, practicando en sitios con más distracciones, pero igualmente cerrados.

Cuando obedezca tanto en lugares sin distracciones, como en lugares donde hay distracciones, podremos empezar a practicar en la calle. Una opción interesante, si tenemos posibilidad, es, antes de practicar en la calle, practicar en un sitio cerrado, pero con otro perro atado en el otro extremo de donde estamos, de forma que, para cumplir nuestra orden, tenga que dejar de jugar con el otro can. Esto, sin duda, nos garantiza que nuestro perro obedecerá en cualquier momento.

Peleas de perros: Explicación

En no pocas ocasiones habremos presenciado una pelea de perros. Es algo frecuente entre los que poseemos canes, sobre todo si éstos son machos. Sin embargo, es poca la gente que conoce realmente el mecanismo que conduce a un perro a pelearse, por eso, en este artículo, vamos a explicarlo.

Las peleas de perros, explicaciónEn primer lugar, cuando la pelea se da entre dos machos, se puede afirmar que responde a un intento de dominación de uno sobre el otro. Se trata de un perro tratando de marcar su superioridad respecto al otro, y este otro respondiendo de la misma manera. Son peleas que, por lo general, no conducen a la muerte de ninguno de los dos, ya que hay mucho más teatro que daño físico real, y la pelea acaba tan pronto como uno de los dos se somete y acepta su rol secundario.

Por otro lado, están las peleas entre hembras. Estas peleas son menos frecuentes, pero mucho más peligrosas. Cuando dos hembras se pelean, sí es probable que una de las dos acabe muerta, puesto que las perras tienen en su ADN la idea de que, si están peleando, es porque tienen que proteger a los cachorros (aunque en la práctica no esté siendo así), y, por lo tanto, son capaces de morir en la pelea.

En tercer lugar, las peleas entre perros adultos y cachorros son poco más que rapapolvos con el único objetivo de educar al cachorro. Ni los perros más agresivos y dominantes hacen daño a un cachorro, y, además, este tipo de “peleas” rápidas e inocentes, sirven al cachorro en su sociabilización.

Por último, cuando una perra se pelea con un perro, hay que tener muchísimo cuidado, ya que, por lo general, un perro jamás atacará a una hembra, pero las hembras luchan a muerte, como hemos dicho. Por esta razón, es posible que la hembra ataque al perro hasta matarlo, y éste no oponga resistencia.

Cómo actuar durante una pelea de perros

Sin duda, nadie desea que su perro se enzarce en una pelea con otro. Sin embargo, los que tenemos perros sabemos que es un riesgo que corremos al tratar de juntar a nuestro can con otros del mismo sexo. En este artículo, vamos a explicar cuál es la mejor forma de actuar durante una pelea de perros.

En primer lugar, si vemos que uno de los perros comienza a marcar sus superioridad sobre otro (lo cual puede ser el principio de una pelea), le dejaremos que lo haga. Si bien puede conducir a una pelea, también es posible que el otro perro acepte un rol de sumisión y ambos perros se lleven bien.

Las peleas de perros, cómo actuarSin embargo, si tras esta situación se inicia una pelea, debemos actuar. Lo primero que haremos será darles cinco o diez segundos de cortesía para que peleen. Sí, sé que no suena bien, pero lo cierto es que si la naturaleza puede resolver ese problema, es mejor que lo haga ella y no nosotros. Puede suceder que uno de los dos perros acepte la dominación del otro rápidamente.

Si esto no ocurriera tras esos cinco o diez segundos, es el momento de actuar. La mejor opción sería arrojarles agua, pero rara vez disponemos de un cubo de agua o una manguera cuando paseamos con nuestro perro. En esas ocasiones, la mejor opción es que cada dueño coja a su perro por las patas traseras y separarlos uno del otro, tratando de girar para que no tengan contacto visual.

Jamás cogeremos a los perros del collar ni meteremos las manos para intentar separarlos: tan sólo recibiremos mordiscos, puesto que en ese momento los perros están obcecados.

Una vez tengamos a los perros separados y calmados, podemos cogerlos por la correa y esperar a que se tranquilicen del todo. Si tratan de girarse para mirar al otro perro, castigaremos esa conducta. Una vez que estén totalmente tranquilos, podemos volver a llevarlos a casa (no es adecuado llevarlos a casa sin tranquilizarlos previamente, puesto que guardarán esa energía para la próxima vez que se encuentren).