Archivo del Autor: silvi

Consejos para la Convivencia con el Conejo

Estas simpáticas mascotas no necesitan de un espacio muy grande, pero es importante que tengan espacio suficiente para moverse (correr, explorar). Un detalle a tener en cuenta es que a estos animalitos les crecen muy pronto los dientes y empiezan a roer todo lo que hay a su alcance como las patas de las mesas, cables… Los conejos son animales muy tranquilos y además suelen ser limpios, como los gatos gustan de asearse y de hacer sus necesidades en un mismo lugar.

el conejo, una mascota idealAl igual que otros animales domésticos, la alimentación es muy fácil: básicamente se trata de comida para conejos que se compra en cualquier tienda de mascotas y frutas y verduras como manzana, zanahoria o lechuga. Y si hay niños en casa, el conejo es un animal aconsejable ya que se lleva muy bien con todos y este no es peligroso y se puede dejar en compañía de los pequeños.

El cuidado de estas mascotas s muy simple: limpiar bien su jaula (si no se limpia a menudo el conejo puede desarrollar alergias), desparasitarlo regularmente y darle una alimentación correcta.

  1. Fíjate en las deposiciones después de que el conejo coma. Puede ser que lo que se le haya dado le cause diarrea, en dicho caso hay que suspenderle ese tipo de comida.
  2. Debe tener agua limpia y fresca todo el tiempo.
  3. Limpia la jaula al menos dos veces a la semana.
  4. Córtale la uñas cuando la tenga muy largas. Si no sabes, llévale al veterinario para que este pueda cortárselas y fíjate cómo lo hace, asi la próxima vez lo podrás hacer tu mismo.
  5. Cómprale una piedra especial en la tienda de mascotas, esta piedra le permite al conejo pulir sus propios dientes.

Para terminar, recalcar que los conejos son animales muy cariños que pueden vivir muchos años junto a la familia. No digo que el conejo sea mejor que el perro o el gato, pero si es cierto que depende de la situación de cada uno es más conveniente un tipo de mascota u otro.

La importancia de la sociabilización del perro

Los perros son animales que, naturalmente, viven en manada. Las normas de comportamiento que tienen entre sí, se encargan ellos mismos de explicarlas a los nuevos cachorros. El significado de la posición del rabo o las orejas, del gruñido, de la posición del cuerpo, etc. son cuestiones que los cachorros aprenden a base de ensayo y error al tratar con otros perros adultos.

Es por ello que una correcta sociabilización es, quizá, lo más importante que debemos llevar a cabo al adquirir un perro. Si no la realizamos, nuestro perro puede crecer sin comprender adecuadamente las normas de convivencia que los propios canes llevan utilizando desde hace miles de años, y puede ser fuente de conflictos al entender erróneamente la señal que uno mande.

La importancia de la socialización del perroPor otro lado, la sociabilización de los perros es vital para que los canes sepan cómo deben relacionarse con el otro género. Por ejemplo, es frecuente que las perras que se crían solas y con poco contacto con otros perros, asuman un rol más dominante y “masculinizado”, lo que puede acarrear serios problemas a la hora de relacionarlas con otros perros, ya que querrán marcar su superioridad frente a éstos, y se pueden generar conflictos.

Por último, es importante para aquellos perros cuya raza es especialmente fuerte y dominante, ya que el juego con otros perros les ayudará a comprender que los límites físicos que ellos aceptan, pueden ser excesivos para otras razas de menor tamaño. Además, les servirá para moderar su instinto dominante, al comprender que a los perros adultos hay que respetarlos, y, al crecer junto a otros perros, comprenderán que no todos son necesariamente enemigos.

Así que, si estás pensando en adquirir un perro, te recomiendo encarecidamente que comiences con su sociabilización tan pronto como llegue a tu casa. Será mejor para ti, para él, y para el resto de perros.

Cómo presentar a dos perros

Presentar a dos perros que no se conocen es uno de los mayores problemas que tienen los dueños de perros. Todo el mundo desea que su perro se relacione con otros y pueda jugar y divertirse en compañía de amigos de su misma especie, pero, en no pocas ocasiones, a la hora de presentarlos se encuentran con situaciones difíciles, que pueden llevar, incluso, a peleas. En este breve artículo explicaré cómo deben presentarse dos perros que no se conocen.

En primer lugar, no es conveniente acercarlos directamente o soltarlos para que se conozcan. En estas situaciones, ambos perros están muy nerviosos al ver al otro, y ese nerviosismo puede traducirse en conflicto. Lo mejor, es que los dueños paseen junto a sus perros, de forma que éstos entiendan que los cuatro pueden llevarse bien y caminar sin tensiones. Además, el paseo relaja a los perros, y refuerza nuestra situación de dominancia, con lo que ambos se encontrarán más calmados y sumisos.

Una vez hayamos paseado con ellos, es momento de acercarlos. No es recomendable hacerlo con la correa puesta, aunque muchos piensen que, de esta forma, podrán separarlos si hubiese una pelea. Lo cierto es que la tensión de la correa puede ser la que genere el conflicto. La mejor opción es soltarlos y dejar que se huelan, estando cerca por si se peleasen, poder separarlos, pero dándoles margen a que se conozcan.

cómo presentar a dos perros
No debemos intervenir si uno de los dos perros trata de marcar su superioridad sobre el otro. Es algo normal entre los perros, y es muy probable que uno adopte un rol dominante y otro un rol sumiso, y, una vez marcado, puedan empezar a jugar. Sin embargo, si ambos son dominantes, sí puede generarse un conflicto, y hay que estar preparados para actuar si esto sucediera.