Peleas de perros: Explicación

En no pocas ocasiones habremos presenciado una pelea de perros. Es algo frecuente entre los que poseemos canes, sobre todo si éstos son machos. Sin embargo, es poca la gente que conoce realmente el mecanismo que conduce a un perro a pelearse, por eso, en este artículo, vamos a explicarlo.

Las peleas de perros, explicaciónEn primer lugar, cuando la pelea se da entre dos machos, se puede afirmar que responde a un intento de dominación de uno sobre el otro. Se trata de un perro tratando de marcar su superioridad respecto al otro, y este otro respondiendo de la misma manera. Son peleas que, por lo general, no conducen a la muerte de ninguno de los dos, ya que hay mucho más teatro que daño físico real, y la pelea acaba tan pronto como uno de los dos se somete y acepta su rol secundario.

Por otro lado, están las peleas entre hembras. Estas peleas son menos frecuentes, pero mucho más peligrosas. Cuando dos hembras se pelean, sí es probable que una de las dos acabe muerta, puesto que las perras tienen en su ADN la idea de que, si están peleando, es porque tienen que proteger a los cachorros (aunque en la práctica no esté siendo así), y, por lo tanto, son capaces de morir en la pelea.

En tercer lugar, las peleas entre perros adultos y cachorros son poco más que rapapolvos con el único objetivo de educar al cachorro. Ni los perros más agresivos y dominantes hacen daño a un cachorro, y, además, este tipo de “peleas” rápidas e inocentes, sirven al cachorro en su sociabilización.

Por último, cuando una perra se pelea con un perro, hay que tener muchísimo cuidado, ya que, por lo general, un perro jamás atacará a una hembra, pero las hembras luchan a muerte, como hemos dicho. Por esta razón, es posible que la hembra ataque al perro hasta matarlo, y éste no oponga resistencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *