NO a la desungulación

Tal vez alguno de vosotros tenéis gato en casa y frente al estropicio de muebles os habéis planteado la desungulación en alguna ocasión. La desungulación (comúnmente conocido como extirpación de las uñas) verdaderamente no es tal cosa. Es la amputación tanto de las uñas como de la primera falange de cada dedo de las patas precedentes (lo que vendrían siendo las manos) de los felinos.

Esta operación, por si fuera poco del dolor que provoca en los mininos, es conducir a este pobre animal a no ser capaz de defenderse en una vida al aire libre (ojo! Un gato 100% casero hoy puede tener acceso al exterior en el futuro, bien por mudanza a un lugar que tenga dicho acceso o porque se pierda). También a no tener una conducta normal, en tanto que los felinos emplean sus manos y sus uñas para los juegos.

Esta práctica al único que beneficia es al «dueño», desfavoreciendo en grandísima medida la vida del gato.

desungulación felina

Así es una desungulación, le cortan los deditos 🙁

Si alguna vez te plantaste someter a esta operación a tu mascota, te invito a que veas las imágenes adjuntas. Estas imágenes corresponden a una operación de desungulación, con lo que quizás puedan herir tu sensibilidad, si bien más hieren al paciente que le practican tal crueldad, que además de esto no puede opinar sobre ella ni sus repercusiones.

Esta amputación es un proceso doloroso y terrible, tu compañero no merece que lo tortures con semejante dolor. Busca opciones alternativas (rascadores, compañeros de juegos… consulta al veterinario o en la asociación animalista más cercana) y se más respetuoso con la naturaleza de tu compañero felino.

Fuente: productos-gatos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *